akarregi-1-2

Este blog es un pequeño homenaje a la figura del gran pelotari José Luis Acarregui.  Es un intento de recoger parte de su historia deportiva y personal. Un hombre que pasó casi toda su vida entre 2 paredes, dedicado en cuerpo y alma al deporte de la pelota a mano.

De hecho, es un histórico de este deporte por su arte y sus facultades en la cancha. Llegó a tres finales del campeonato manomanista, de aquellas de mediados del siglo XX, en todas quedó sub-campeón contra otros dos grandes. La primera (1946) contra Atano III en Eibar 22-16. Las otras dos frente a Gallastegui, en Eibar 22-20 (1950) y en Bergara 22-15 (1951).

Experto en dejadas, destacó en las distancias cortas.
Aún no existía el Campeonato del cuatro y medio, como tal, y ya ganaba chapelas en la distancia corta. La primera, con Ogeta de pareja, frente a Barberito y Bolinaga en el Torneo de San Sebastián.

Era un pelotari completo, con saque, toque y habilidad para rematar el tanto.
A lo largo de su dilatada vida pelotazale, que inició con la cesta punta en Markina, jugó todo tipo de partidos. Finalizó su carrera profesional, junto a su gran amigo Atano X, como seleccionador oficial de pelotas para campeonato y fue miembro fundador de Pilotaren Batzarra.

Mi objetivo, por tanto, es destacar esa figura, a través de diversos contenidos e informaciones, y ánimo a los que tengan algo que aportar a que lo hagan libremente, siempre desde el respeto.

                                                                                                    Jose Luis Akarregi Gómez

Un resumen realizado con cariño desde ETB, en septiembre del 2012, en el que se recoge lo más importante de la trayectoria deportiva de Acarregui, y donde se destaca su arte en las canchas y su gran calidad humana.
Eskerrik asko!!!!!!!

Lekeitio

Publicado: 12 enero, 2013 en Vida social

Le encantaba su pueblo

Lekeitio

Vista aérea desde el monte Calvario

Nació en una casa de esta calle

Lekeitio

Plazuela de Gamarra

Detrás del Ayuntamiento estaba la casa de sus padres, Andrés y Jeronima, y sus seis hermanos Alberto, Juana, Antonia, Cármen, Miren y Juan, a los que hay que sumar las dos gemelas que fallecieron en su primer año de vida.

Lekeitio

Plaza de lekeitio

Su padre era marinero maquinista y su ama la que ayudaba a todos

postal del puerto

primera foto de pelotari

primera foto de pelotari

Esta fotografía es el primer retrato de un pelotari que lo dio todo, dentro y fuera de la cancha.

Desde bien pequeño tuvo afición a la pelota. Jugaba en el colegio y todos los días en el frontón del pueblo con sus amigos. Entonces lo hacía con pelotas de lana hechas por su padre y después por él mismo.
Esta foto es la primera que le hicieron dentro de una cancha, probablemente en el frontón Astelena de Eibar.

Primera foto en una cancha

Casualmente estaba en el campanario de la Iglesia cuando vio pasar los aviones alemanes que se dirigian hacia Gernika. Los vio sobrevolar varias veces el cielo vizcaíno antes de decidirse finalmente a bombardear la localidad de Gernika. Desde lo alto de la iglesia oyó el estruendo de las bombas.

Iglesia Santa María

Cuando bajó, se lo comunicó a sus padres. Poco a poco se fue extendiendo la noticia por todo el pueblo, y el miedo se apoderó de sus habitantes. Muchos de ellos empezaron a preparar las maletas para marchar lejos del horror.

José Luis no tardó mucho en abandonar Lekeitio en barco, junto con dos de sus hermanas, ante el peligro de la guerra. Tenía 14 años. Cuando decidió embarcar sus hermanas no sabían nada y se sorprendieron de verle en cubierta. Se quedó con ellas una temporada en Santurce. Después se trasladó a Vitoria a casa de su tío León Zapirain.

Tuvo suerte. Durante el conflicto estuvo viviendo con su tío León, que era canchero del frontón de Vitoria y pelotari profesional. El joven José Luis Solía ayudarle a cuidar la cancha.
Allí conoció a Onaindia y Txikito de Iraeta, dos de los pelotaris del momento.
Se hicieron amigos y siempre que podía entrenaba con ellos. Aprendió mucho en aquellos años.

Onaindia y Chiquito de Iraeta

Su tío vio enseguida sus cualidades y concertó un partido en fiestas de Miranda de Ebro. Ellos dos, León Zapirain y Acarregui contra los navarros Ochoa y Mondarain que eran campeones de España.
José Luis jugó de delantero y ganaron. Fue su primer partido pagado.

saque II

Volvió a Lekeitio al terminar la guerra y después de disputar algunos partidos en el Club Deportivo de Bilbao dejó la mano para coger la cesta en la “Universidad” de Markina.

Frontón de Markina

Durante años recorrió en bicicleta , dos o tres veces a la semana, los 16 kilómetros que separan ambas localidades para poder entrenar. Lo hacía con sol y con lluvia, y supuso una gran esfuerzo físico.

Pero no fue en vano. Sus piernas se fortalecieron y ganó en facultades físicas. Empezó a tener mayor movilidad en la cancha y a la larga esa sería una de sus características más importantes.

imágenes actuales del frontón de Markina

Allí conoció a muchos de los grandes de la Cesta Punta, entre ellos Chucho Larrañaga, y durante un tiempo jugó partidos en modalidad de trío. Sus compañeros solían ser Gizaburuaga y Asterreka que se hicieron profesionales y fueron a jugar a Vigo. Les pagaban 50 ptas el partido, lo que era mucho dinero por aquel entonces.

José Luis no les siguió porque su destino estaba en casa, en el frontón de Lekeitio.
Todos los días, incluso después de entrenar en Markina, disputaba desafíos con sus amigos y paisanos e incluso con pelotaris de otras localidades. Allí empezó a gestarse la leyenda de Acarregui.